Científicos crean el primer músculo que responde a estímulos externos

La creación de músculos artificiales no es una novedad en la tecnología. En el final de 2013, investigadores de la Universidad de California, habían creado un tejido robótico que era mil veces más fuerte que el encontrado en humanos. Sin embargo, el vídeo que abre esta materia, que también muestra un músculo artificial, representa un gigantesco paso de la humanidad en la creación de estos tejidos.

El ejemplar que se muestra en la reproducción de abajo muestra el primer músculo artificial capaz de responder a estímulos externos. Hasta entonces, las fibras creadas por los científicos no tenían esta capacidad, y sólo se veían con el tejido que estaban tratando de imitar. Ahora, además de la similitud visual, el comportamiento y la reacción del invento también se acercan mucho a lo que encontramos en un cuerpo real.

Aplicaciones en la medicina

Esta creación de los investigadores de la Universidad de Duke, Estados Unidos, representa un gran paso en la medicina. Según los involucrados, un músculo artificial sensible puede posibilitar la realización de pruebas de drogas y la comprobación de sus efectos en el cuerpo humano sin necesidad de poner a alguien en riesgo.

“La belleza de este trabajo es que puede servir como una prueba para los ensayos clínicos”, afirma Nenad Brusac, líder del proyecto. “Estamos trabajando para poner a prueba la eficacia y seguridad de los medicamentos, sin poner en peligro la salud del paciente y también para reproducir los signos funcionales y bioquímicos de las enfermedades – especialmente las más raras y que requieren biopsias musculares complicadas”.

La creación de musculo artificial

Según los investigadores de la Universidad de Duke, fue necesario un año para que puedan descubrir la “receta” para crear este tipo de músculo artificial. Para concebir un tejido que pudiera responder a estímulos externos, los científicos han comenzado a elaborar una muestra de células musculares humanas precursoras. A continuación, estos componentes han sido distribuidos y colocados en un recipiente con gel nutritivo.musculo

Después de que las células se desarrollaron hasta formar las fibras musculares, los investigadores se dieron cuenta de que ellas respondían a estímulos eléctricos exactamente como un tejido humano hace. Además, los científicos comprobaron que las vías por donde pasan los nervios en ese músculo artificial también estaban funcionales.

Curiosamente, los investigadores no mencionaron la aplicación de estos músculos artificiales en la reposición de tejidos perdidos o para el fortalecimiento de los miembros debilitados por causa de enfermedades. Sin embargo, se cree que estos usos aún estén un poco lejos de la esfera de actuación de este invento, principalmente por causa de su tamaño. Aun así, este es un gran paso para la humanidad y sólo nos queda animar para que el uso de esta creación puede traer muchos beneficios a nuestras vidas.

Vía The Vergue


Compartir esta publicacion

Escribe un comentario a esta publicación