Altavoz iónico transparente y flexible, el futuro de las maquinas “blandas” ya esta aquí

Hay altavoces para todos los bolsillos y las orejas, pero todos funcionan siguiendo el mismo principio. Pero no el altavoz creado por Christoph Keplinger y Yun-Jeong Yun, de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos. El llamado altavoz iónico consiste en una fina hoja de goma intercalada entre dos capas de un gel de agua salada.

Una señal de alta tensión que atraviesa las superficies y el interior de las capas de goma, contrae y vibra rápidamente, produciendo que los sonidos cubran todo el espectro audible del oído humano, de 20 Hertz a 20 kilohertz.

Así que, mas que construir un altavoz transparente, el equipo, creo un nuevo tipo de músculo artificial muy versátil. También se da un salto muy importante para otros campos como la robótica, óptica adaptativa e incluso la informática móvil.

Conductores iónicos

Esta es la primera demostración de que las cargas eléctricas transportadas poir iones y no por electrones pueden ser usadas de forma practica.

“Los conductores iónicos pueden sustituir algunos sistemas electrónicos. Estos puede hasta ofrecer varias ventajas”, decía Jeong-Yun Sun, co-author del experimento.

Los investigadores afirman que los conductores iónicos artificiales pueden tener varias ventajas en términos tecnológicos. En primer lugar, estos pueden ser estirados hasta varias veces su tamaño original, sin aumento de la resistencia, un problema común entre la electrónica flexible.

Ademas, estos pueden ser transparentes, lo que los vuelve adecuadas para aplicaciones ópticas. Finalmente, los gel utilizados como electrólitos son biocompatibles, volviendo relativamente fácil incorporar dispositivos iónicos, como músculos artificiales o piel artificial, en sistemas biológicos.

altavoz transparente flexible

Aislante y corriente alterna

Pero, con tantas bondades, ¿Por que estos materiales, no han sido usados mas ampliamente? El problema es que la electricidad tiende a generar reacciones electroquímicas en los materiales iónico, produciendo gases y hasta quemando el material. Ademas de esto, los iones son mucho mas grandes y mas pesados que los electrones, volviendo su movimiento mucho mas lento.

El gran logro de los investigadores Keplinger y Sun fue, superar estas dificultades, utilizando una goma para aislar las capas de gel, y trabajando con corriente alterna, en lugar de la corriente continua usada en la electrónica. Por lo tanto, la capa de goma actúa como un condensador, bloqueando el flujo de portadores de carga a travez del circuito.

Según él, el objetivo del equipo es cambiar la forma en que los investigadores y los ingenieros han visto y utilizado líquidos iónicos, especialmente en el campo de los músculos artificiales.

membrana aislante

“La gran visión son máquinas blandas”, dijo Keplinger. “Sistemas artificiales de iones pueden realizar muchas funciones que tiene nuestro cuerpo: sienten, puede conducir una señal, y pueden desencadenar el movimiento. De hecho estamos con el tipo de máquina suave que la biología tiene para ofrecer.”


Compartir esta publicacion

Escribe un comentario a esta publicación