Discos duros externos y disco duro interno: la tecnología que camina hacia su fin

Desde el primer ordenador personal, en los años 1980, los discos duros, que llamamos HD, son los responsables por el almacenamiento de datos. Pero la tecnología avanza y, hoy en día, los discos de estado sólido (SSD) son la opción para aquellos que quieren un equipo con muy buen rendimiento.

La misma lógica vale para los discos duros externos. Con el tiempo, las memorias flash, que no son más que unidades de estado sólido portátiles, ganan más capacidad y pueden acabar compitiendo por el espacio con los discos duros convencionales.

Estas dos tecnologías conviven en el mercado hace algunos años. Hasta aquí, los discos SSD no han sido capaces de hacer frente a los discos duros, debido al elevado precio que tienen los SSD. Pero la tecnología sigue evolucionando y la perspectiva de precios más atractivos puede cambiar este escenario.

Como aumentar la vida útil de un disco duro externo

Entre las razones para que los discos duros magnéticos no hayan sido retirados, están los precios de las dos tecnologías y algunas limitaciones presentes en los discos de estado sólido, que hacen que esta solución está aislada y distante de la realidad de uso de mucha gente.

Interior de un disco duro
Interior de un disco duro tradicional

 

¿Qué es el disco duro?

Los discos duros son equipos constituidos por una placa electrónica que contiene los controladores, que son responsables del funcionamiento del dispositivo, y el disco duro propiamente dicho: uno, o varios, discos cubiertos de una capa de material magnético, responsable de mantener los datos registrados y disponibles para la escritura.

Ventajas: la tecnología de grabar información magnéticamente es muy antigua, lo que significa que hay un dominio bien extendido sobre ella en todos los lugares (es el principio de las antiguas cintas de cassette). Esto también significa que el costo de los materiales involucrados es bajo, lo que garantiza precios más competitivos en el mercado y la capacidad de desarrollo de discos duros con capacidades de hasta 4TB. Otra ventaja del HD es que, si no sufre daños, puede borrar y escribir datos por décadas.

Desventajas: hay dos grandes problemas cuando el tema son los discos duros. Primero, ellos no son tan rápidos, al menos cuando el tema son usos muy exigentes en términos de procesamiento. El segundo problema es que no son fiables: un simple golpe puede inutilizar un disco duro, algo bastante frecuente con discos duros externos y portátiles. Estas dos limitaciones tienen su origen en la ingeniería detrás del HD: depende de motores y partes móviles, que sufren desgaste y están sujetos a problemas físicos, en la mayoría de los casos, irreparables. Otro punto de desventaja es el consumo de energía alto y la alta disipación de calor cuando se opera en intensidad.

interior ssd
El interior de un SDD

 

¿Qué es un SSD?

SSD es una sigla, en inglés, para disco de estado sólido. En líneas generales, el SSD es como un gran pendrive: guarda archivos en chips de silicio, así como una tarjeta SD o pendrive común. Esto convierte a una unidad SSD de alta velocidad y de mayor confiabilidad. El problema, aquí, son los costes.

Ventajas: el hecho de que no hay ninguna parte móvil en el interior de un SSD hace que ellos sean más confiables. Hay relatos de tarjetas y pendrives, que quedaron sumergidos en el océano, y seguían legibles, incluso después de la acción del agua del mar. Otra de las ventajas de los SSD es que ofrece velocidades mucho mayores que el HD: mientras que el disco duro magnético necesita un motor para girar y de una cabeza de lectura que lee y escribe en el disco, el SSD ofrece un acceso casi inmediato a los datos, ya que la información están grabadas electrónicamente en el interior de los chips. Comparado con el HD común, el SSD consume menos energía y no calienta mucho, lo que permite que la curva de rendimiento no sufra alteraciones en virtud de la disipación de calor.

Desventajas: producir un chip es un proceso increíblemente complejo. La tecnología necesaria para esto es dominada por algunas compañías del mundo y esto es un indicativo de la gran desventaja de los discos de estado sólido hoy en día: el precio. En comparación, un HD de 1 TB puede ser comprado por unos 80 Euros. Un SSD de la misma capacidad ronda los US$ 1500. Una desventaja actual de la tecnología de unidades de estado sólido es la llamada persistencia de los datos. Con el uso prolongado, en algún momento, los sectores de memoria SSD tendrán datos que no podrán ser eliminados.

ssd samsung

¿Los HDs serán sustituidos?

Las tecnologías sustituyen unas a otras y el futuro para los discos duros sólo será más oscuro cuando los precios de los SSD bajen. Hasta allí, el llamado coste por GB aún es inmejorable para la mayoría de los usuarios, que necesitan de discos para almacenar datos. Seagate, por ejemplo, acaba de anunciar un HD de 8 TB por US$ 260. Ocho discos SSD de 1 TB supondrían mucho más que 10 veces este valor.

Al mismo tiempo, Samsung trae al mercado el nuevo Evo 850, que hace uso de la tecnología de chips 3D. Samsung está tan confiado en la nueva tecnología que comercializa el dispositivo con garantía de cinco años. La cuestión, como siempre, es el precio: la versión Pro, con garantía de 10 años, cuesta US$ 650.

Pero esto no significa que los discos SSD sean la mejor solución posible. La tecnología continúa progresando y nuevas investigaciones en torno a las soluciones de almacenamiento de datos, en breve, pueden cambiar todo.

disco-duro-seagate-8-gb

Hay prometedoras líneas de investigación para el desarrollo de medios de almacenamiento holográficas. Recientemente, IBM ha revelado información sobre el desarrollo de un tipo de memoria llamada Racetrack, que utiliza la orientación de pequeños imanes para retener la información y que tendría la capacidad de superar en 100 veces el poder de almacenamiento de los Discos duros, sin el uso de partes mecánicas y con la garantía de ser usados de forma indefinida.


Compartir esta publicacion

One Response to "Discos duros externos y disco duro interno: la tecnología que camina hacia su fin"

  1. Hace pocos días, mi disco SSD dejó de funcionar sin previo aviso siquiera. Simplemente desapareció del sistema.
    Tuve que tirarlo a la basura.
    Parece ser que una sobretensión, o quizás un defecto interno, hizo que todos los datos se convirtiesen en inaccesibles.
    Menos mal que suelo hacer cada pocos días una copia de seguridad en un disco tradicional interno, por lo que pude recuperar mi sistema operativo y mis datos.
    La confianza que tenía en la seguridad de las unidades SSD ha mermado bastante.
    ¿Rápidas?: sí.
    ¿Seguras?: parece que no tanto.

    Reply

Escribe un comentario a esta publicación