Todo sobre el Seagate Black Armor NAS 110

Presente en el mercado por más de 30 años, Seagate es una referencia cuando se trata de la seguridad de sus datos. Además de HDs externos comunes, la compañía también ofrece soluciones de almacenamiento para redes de computadoras a través de NAS.

La NAS, Network Attached Storage, es una unidad dedicada exclusivamente al almacenamiento de archivos en una red informática. Estos dispositivos son ampliamente utilizados en las empresas con un servidor interno para almacenar documentos y otros elementos que se comparten.

Todo sobre el Seagate Black Armor NAS 110

Especificaciones

  • Fabricante: Seagate
  • Dimensiones: 17,6 x 6,1 x 14,7 centímetros
  • Capacidad de almacenamiento 2 TB
  • Conexiones: 2 puertos USB 2.0, 1 conector RJ45, 1 conector fuente de alimentación
  • Compatibilidad para: Windows XP, Vista, Windows 7, Mac OS X 10,6 superior
  • Modelo: NAS 110 (ST320005MNA10G-RK)
  • Peso 1,22 kg.

Diseño

A pesar de ser un NAS, el Seagate Black Armor NAS 110 tiene un tamaño muy compacto. El acabado en negro piano en la delantera ayuda a dar un dispositivo más elegante. Los botones de la NAS son muy discretos y de alguna manera protegida, lo que evita clicks accidentales durante el manejo del aparato.

Seagate Black Armor NAS 110

Control mediante WEB

Una de las mejores características de Seagate Black Armor NAS 110 es que se puede acceder a los datos almacenados en ella desde cualquier ordenador conectado a internet, aunque estás millas de distancia del dispositivo.

Para que el acceso por internet pueda utilizarse se debe crear una cuenta en la página de especialista de Seagate y configurar el NAS para poder tener el acceso externo. Todos los pasos de este procedimiento pueden verse en la Guía del usuario que acompaña el producto.

Manejo

El sistema de gestión de la NAS es otro plus punto del dispositivo. La interfaz de software creada por Seagate es muy simple y, puede ser utilizada por cualquier persona sin mucha dificultad.

Las características que ofrece son bastante interesantes y permiten el control sobre el acceso del dispositivo. Puede crear conexiones separadas para cada persona y agregarlos a grupos específicos de usuarios, con las directivas de acceso diferentes.

El Seagate Black Armor NAS 110 también ofrece un sistema incorporado de wiki interno, que sólo se puede accederse por quien esté conectado a la red. Las opciones de configuración de permisos de acceso y uso compartido de carpetas también es bastante simple y puede ser administrado por cualquier persona.

Seagate Black Armor NAS 110

Botones para el backup

En la parte frontal del Seagate Black Armor NAS 110, se puede ver el botón de copia de seguridad, junto a las luces de actividad. Con la aplicación de la copia de seguridad de Seagate instalado en el ordenador, solo basta con hacer clic en este botón para que el proceso de backup se realize automáticamente.

Seagate Black Armor NAS 110

Expansión

Las dos conexiones USB del Seagate Black Armor NAS 110 permite conectar otros dispositivos para almacenar y compartir su contenido a través de la red. Así, incluso si el HD interno se hace pequeño, es posible conectar unidades USB u otros HDs externos al dispositivo.

Sin soporte para adaptadores WiFi

Como es un dispositivo para compartir archivos y centralizar backups, la Seagate Black Armor NAS 110 debe estar conectado a la red para que se pueda acceder. Sin embargo, la forma en que se disponen los dispositivos en la red puede dificultar la conexión del NAS al router o switch.

Una solución sería el uso de un adaptador inalámbrico para el NAS de armadura Seagate Black Armor NAS 110. El problema es que el dispositivo no es compatible con dicha tecnología. La única forma de conectar el almacenamiento a la red es a través de cable RJ45 suministrado. Aunque la transmisión de datos por cable es claramente más rápida que por Wi-Fi, a veces perder un poco de velocidad, se recompensa con la comodidad.

Seagate Black Armor NAS 110

Especialmente para redes pequeñas

Cuando configuramos el Seagate Black Armor NAS 110 resultó para ser bastante estable para algunas conexiones simultáneas. Cuando aumentaba el número de solicitudes para el dispositivo (suficiente), fue posible observar una cierta disminución en el tiempo de respuesta. Por lo tanto, este dispositivo de Seagate puede no ser el más adecuado para redes muy grandes, en el que el número de accesos simultáneos a la NAS es muy grande.

Conclusión

Sin duda, el Seagate Black Armor NAS 110 es un buen dispositivo. El aparato puede ser una gran opción para las pequeñas empresas o incluso para uso doméstico. La seguridad de acceso a datos es una de las fortalezas del centralizador de backups de Seagate. Además el dispositivo tiene dos entradas USB para conectar otros dispositivos y compartirlos en la red sin tener que configurar nada.


Compartir esta publicacion

Escribe un comentario a esta publicación