Una patente muestra la visión que tiene Microsoft sobre los juegos del futuro

Aunque Microsoft aún no ha presentado al mundo la sucesora de la Xbox 360, una patente registrada por la compañía muestra que ella ya está pensando en las características de las futuras generaciones de la consola. Si la tecnología ideada por la empresa se convierte en realidad, el futuro de los juegos electrónicos pueden ser mucho más inmersiva e interesante de lo que imaginamos.

En los documentos presentados por la empresa, se describe un mundo en el que la experiencia de un juego no está limitada solo a la pantalla de un televisor. Imágenes periféricas se proyectarían en el ambiente alrededor de un dispositivo, lo que daría una visión más amplia de los elementos que constituyen el juego.

En el ejemplo mostrado por Microsoft, un jugador utiliza un dispositivo similar al Kinect para interactuar con un juego de acción en primera persona. Aunque su visión se centra en la pantalla del televisor, su visión periférica garantiza la oportunidad de ver a los enemigos que se aproximan u otros elementos que pueden interesar al jugador.

Una patente muestra la visión que tiene Microsoft sobre los juegos del futuro

Nuevas experiencias en el juego

La patente describe el uso de la tecnología junto con un dispositivo que muestra solo imágenes en 2D, pero no descarta el uso de dispositivos que son compatibles con la tecnología 3D. En este caso, el documento indica que, en algunas ocasiones, los jugadores podrían participar en experiencias más inmersivas con la ayuda de pantallas especiales que contienen cascos sincronizados con la frecuencia de las imágenes mostradas.

La Xbox del futuro también debe incorporar cámaras capaces de evaluar la profundidad de un entorno y realizar el análisis de los objetos presentes en ella. Según el documento, el dispositivo puede controlar una característica adicional que no sería necesariamente la consola en su versión comercial.

Nuevas experiencias en el juego y un Kinect mas poderoso

Un Kinect más poderoso

La patente también describe una versión mucho más potente y más precisa del Kinect. Además para detectar la ubicación de los jugadores, el equipo tendría la capacidad para analizar la posición de sus cabezas y de los gestos realizados por ellos con gran precisión, con esto, el dispositivo sería capaz de eliminar completamente el uso de cualquier tipo de joystick.

El dispositivo sería tan poderoso que podría hacer un análisis de la dirección en la que se concentran los ojos de la persona, además de mejorar la calidad de la visualización de un punto dado de las imágenes mostradas, la tecnología permitirá un control más preciso de la cámara de un juego, entre otras posibilidades.

Los registros fueron realizados por Microsoft en el primer trimestre del 2011, pero solo fueron publicados por la oficina de registro de patentes y marcas de Estados Unidos en el tercer trimestre de este año. Ahora solo hay que esperar el anuncio oficial de Microsoft con respecto a la nueva generación de la Xbox para ver si alguna de las características descritas en el documento va a estar presentes en la nueva consola.

Vía Patently Apple


Compartir esta publicacion

Escribe un comentario a esta publicación