Científicos crean batería flexible que puede ser deformada

Los científicos, Yonggang Huang de la Northwestern University y John Rogers de la Universidad de Illinois crearon una batería hecha con material flexible capaz de ser deformada hasta un 300% y todavía continúan funcionando. La idea principal es integrar la electrónica flexible con el cuerpo humano, principalmente con fines médicos.

Circuitos flexibles se están desarrollando para que puedan caber en el cuerpo. La idea, al principio, es que sea útil para la alimentación de marcapasos, por ejemplo. Pero no se descartan otros usos del sistema. Hay estudios de cargadores solares en prendas de vestir y de circuitos integrados con ojos que podrían resultar en cámaras de alta calidad.

Científicos crean batería flexible que puede ser deformada

La tecnología fue desarrollada de componentes pequeños, individuales y rígidos, organizados para que quede bastante próximo uno de otros. Su forma elástica se da a través del envasado hermético, que inserta los circuitos en los filamentos ondulados que los conectan.

La batería de ion de litio flexible salió en la publicación Nature Communications y puede recargarse después de ocho horas de uso sin el uso de cables. Según Huang, los componentes principales son mucho más estrictos que las que existen en el mercado, con un sustrato flexible para colocarse en diferentes superficies.

Se realizaron pruebas con un led. Y este continuó trabajando cuando era estirado, doblado y retorcido. El equipo se ha adaptado debido al material de goma de que está hecho y continuó trabajando bien después de 20 ciclos de recarga.

Vía


Temas relacionados con esta publicación:

Compartir esta publicacion

Escribe un comentario a esta publicación