Números binarios: los polinesios ya usaban este sistema hace 600 años

Al igual que casi todo el mundo que utiliza ordenadores ya sabemos, que el lenguaje binario de 0 y 1 es esencial para los trabajos de la tecnología actual, sin embargo, hay proyectos de computación que funcionan diferentemente, pero no son frecuentes. Resulta que el origen de todo esto puede no ser los como lo conocemos.

Los números binarios como se utilizan hoy fueron inventados por el matemático alemán Gottfried Leibniz, en el siglo 18. Resulta que los investigadores de la Universidad de Bergen, en Noruega, encontraron que el uso de este sistema de números es mucho más antiguo — para ser más exactos, cerca de 400 años antes de lo que se afirmaba.

Diferente y bien interesante

Según el análisis histórico de diferentes registros encontrados por los estudiosos, fue posible observar que los polinesios de la isla de Mangareva poseía un sistema binario hace prácticamente casi 600 años. Su objetivo era simplificar los cálculos matemáticos utilizados en aquella época, así que no era necesario decorar varios números o casas numéricas, por ejemplo.

En una explicación simple, la gente de Magareva tuvo palabras para los números del 1 al 10. Después de eso, resumían en una palabra cada cruce de dos docenas, de esa manera, takau significa 10,paua 20, tataua 40 y varu 80. Como esas palabras eran resumidas por letras, el número veinte estuvo representado por 2 veces K (takau) y así sucesivamente, resultando en un sistema binario.

Preguntas sin respuestas

Aunque no es algo realmente perfecto, hubo muchas ventajas en el uso de los números de esa manera en aquel entonces. Hay incluso investigadores que creen que tal uso se remonta a la antigua China — es decir, la práctica binaria puede ser más antigua de lo que se cree. Sin embargo, aún no existen estudios confirmando esta última línea de razonamiento.

Por ahora, se especula, de cómo esta técnica ha influido en otras culturas y que cuál de ellas ha inventado este razonamiento, ya que lo consideran demasiado complejo para ser utilizados e inventado por una comunidad tan pequeña como la de Magareva. Curioso, ¿Verdad?

Fuente – Nature


Compartir esta publicacion

Escribe un comentario a esta publicación