Microsoft e Intel se apresuran en arreglar el bug de la batería en Windows 10

Aunque faltan pocos días para el lanzamiento de la versión final y estable de Windows 10, el 29 de julio, Microsoft e Intel están todavía en un ritmo acelerado de trabajo. Ahora, el problema es un bug que reduce drásticamente la vida útil de una carga de batería en los ordenadores portátiles con el sistema operativo Windows 10.

El error fue encontrado en la build más reciente de Windows 10, la 10240 — también conocida como Release to Manufacturing (RTM), la que es enviada a los fabricantes y que estarán en electrónicos que se venden con el sistema ya instalado.

El tal problema con la batería hace que el tiempo de duración caiga en menos de un 10%, un valor considerable para aquellos que necesitan utilizar el portátil durante bastante tiempo.

Ordenador procesador intel

“Intel y Microsoft están trabajando para optimizar los drivers para el rendimiento de la batería en Windows 10 entre las plataformas Intel. Mientras trabajamos en la optimización de técnicas, hemos visto pequeños golpes a la vida de la batería. Esperamos que la vida útil de la carga en los sistemas Windows 10 sea el mismo que en los sistemas Windows 8.1, una vez que los controladores finales para Windows 10 sean actualizados y estén disponibles”, dijo la compañía al sitio web de PC World.

Este no es el único problema que está en fase de correcciones casi sobre la hora: un error relacionado con las GPUs integradas de Intel HD Graphics para la línea Surface también se detectó y corrigió recientemente.

Es probable, aunque más por cuenta de la declaración anterior, que el problema del consumo de batería de los ordenadores portátiles se resuelva antes del día 29. Sin embargo, un sistema operativo recién lanzado puede presentar problemas de rendimiento o estabilidad en sus primeros días de vida.

Vía


Compartir esta publicacion

Escribe un comentario a esta publicación